Si amor es esto que siento. ¡Maravillosa locura!
Amor es risa y es llanto. Amor es pasión, ternura.
Amar es fundir dos almas, para formar solo una.

Alba Rivero.

martes, 27 de abril de 2010

Acróstico encadenado.




M adre nuestra, se erige la poesía.
A mante del amor, sobremanera.
R elicario de nuestras fantasías.
I magen que ríe o desespera.
A moroso refugio en la tristeza.
J olgorio en la alegría…, y en la pena,
O bituario de nuestras ilusiones.
S incera amiga y grata compañera.
E n el arduo camino de la vida.


E n el andar, febril de la existencia,
N o concibo existir si la poesía,
R ehusara acercarse hasta mi vera.
I nmenso mar que entre danzante espuma,
Q uiméricas templanzas nos regala.
U nificando al hombre en una esencia.
E nlazando corazones y esperanzas.


F ragoroso despertar del sentimiento.
U niverso de crepúsculos y albas.
E nredado laberinto de emociones.
N ueva cepa de buen vino en cada instancia.
T anto sea en soledad o en compañía
E n la tristeza o en lírica alegría,
S iempre nos lleva en pos de nuevas sendas,
A donde insiste en volcar nuestras porfías.
U niendo letras, armando las palabras,
C onfiriéndoles el goce de la vida
O rdenadas en sutil artesanía.


R omances que danzan en ensueños.
O dios que destierran sus cadenas.
S ucesiones de hechos y experiencias,
A testiguando sobre vidas y vivencias.


E levo un canto a toda esta poesía,
L e canto a los amigos de esta empresa,
I deando un mundo nuevo cada día,
Z arandeado de ideales de grandeza.
A un tiempo, tantas…, tantas plumas,
B ebiendo tinta y esparciendo letras.
E ntrelazadas en un mismo libro,
T rabajadas, laboriosas, exquisitas,
H echizadas por la magia del poeta.


C lamo a la musa o musas que vigilan,
E l eterno deambular de la escritura,
L lene siempre este cauce de hermosura
S entida y fiel, cual la siento en esta hora,
O rillando en el remanso de mi playa.


M oviendo el oleaje con presteza,
A temperando internas emociones,
N avegando hacia el mar del sentimiento.
U niendo al corazón del universo
E n el sentir de la hermandad genuina,
L atiendo un corazón en tantos cuerpos.


D antesco es aún el desafío,
A cada instante un alma llora o ríe,
N unca descansa la pluma del poeta,
T antos senderos transita cuando escribe,
E ntrelazando mil paces y mil guerras.


Amigos, perdonad tanta osadía,
Llevome mi barca hasta su puerto,
Bebiendo de sus letras me he atrevido,
A estas palabras que hoy aquí os dejo.
Recorriendo las páginas habidas,
Intento deciros desde el alma.
¡Vivan por siempre los versos que os animan!
En sus plumas, sus versos y sus rimas,
Revientan nuevos brotes de esperanzas.
Orgullo es mi leerles cada día, ¡Vosotros sois poesía, yo… soy Alba!

1 comentario: